Salud Sexual

Salud Sexual

¿Soy alérgico/tengo neurodermatitis/ piel muy sensible-puedo usar productos pjur?,

Sí, tenemos muchos clientes con neurodermatitis que usan y recomiendan nuestros productos pjur med PREMIUM glide. Este producto es especialmente adecuado para la piel muy sensible y para partes íntimas. Una prueba dermatológica en personas con neurodermatitis (eccema-libre) en condiciones clínicas mostró que actuó "muy bien", es por ello que este producto tiene un sello de 5 estrellas.

ir al producto:  pjur med PREMIUM glide

¿Han sido testeados los productos pjur y su compatibilidad con la piel?

Sí, Todos los productos Pjur  y sus ingredientes sin excepción, han sido dermatológicamente testeados y son compatibles al 100% con todo tipo de piel, de modo que pueden ser utilizados en cualquier parte del cuerpo para generar el disfrute sin preocupaciones. Un lubricante efectivo que pueda facilitar la relación sexual debe escurrir, deslizarse suavemente por la piel, puede además prolongar la sensación de placer o provocar ciertos otros efectos, en primer lugar debe ser compatible con la piel.

Sufro de sequedad vaginal. ¿Qué puedo hacer?

La solución es simple y sin complicaciones, usa lubricantes pjur. Gracias a sus ingredientes de alta calidad, los productos de la serie pjur med pueden proporcionar un valioso apoyo a la salud y bienestar intimo femenino y es por eso que son recomendados por los ginecólogos. Muchas mujeres sufren de sequedad vaginal, esta puede ocurrir en distintos momentos del ciclo vital, especialmente durante la menopausia, después del embarazo, después de la ingesta de medicamentos por un tiempo prolongado,  luego de la quimioterapia o producto de desequilibrios hormonales. Por otra parte, las píldoras anticonceptivas orales, la higiene íntima inadecuada o el estrés diario pueden también tener un efecto de reducción de la humedad. El tejido vaginal es a menudo grueso y se encuentra bien lubricado formando un líquido claro cuando se excita sexualmente el que facilita la penetración del pene y protege las paredes vaginales. Sin embargo, si este fluido no puede ser producido en cantidad suficiente, el efecto protector no se materializa y los movimientos del pene llegan a ser desagradable y dolorosos. La mucosa vaginal sensible puede llegar a ser dañada como resultado ocasionando lesiones menores que a menudo pueden conducir a infecciones e inflamaciones.